FINBA

Validación de un modelo de predicción de cáncer de mama en mujeres españolas

Logo FINBA

Un amplio estudio, realizado entre más de 1700 mujeres españolas que sufrieron cáncer de mama, ha servido para validar un modelo de predicción de la enfermedad que había sido previamente formulado basándose en datos de mujeres estadounidenses. Los casos fueron tratados entre 2008 y 2013 en diferentes hospitales españoles, incluidos en un estudio multi-caso control poblacional y comparados con unas 1900 mujeres que no desarrollaron la enfermedad.

Entre los investigadores responsables del estudio recientemente publicado en Scientific reports figura Adonina Tardón, del grupo de Epidemiología ambiental y molecular del cáncer de la Universidad de Oviedo, que forma parte del Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA).

Las técnicas de análisis genético actuales permiten estudiar un importante número de variantes genéticas en un amplio número de individuos. Algunas de ellas han sido asociadas con una predisposición al desarrollo de cáncer de mama y se han integrado en tests predictivos de la probabilidad de sufrir la enfermedad. En este estudio se compararon los resultados de dichos tests con los obtenidos del análisis de otros factores cuya incidencia en el cáncer de mama ha sido previamente descrita. Dichos factores se dividieron en modificables (índice de masa corporal, terapia hormonal, consumo de alcohol y tabaco) y no modificables (antecedentes familiares, edad a la que la mujer tuvo su primer hijo, número de hijos, edad de la menarquia, altura, estado menopáusico y edad a la que se alcanzó la menopausia).

Como se había descrito en la publicación estadounidense la capacidad predictiva de los tests genéticos resultó ser especialmente elevada cuando se combinaba con el estudio de los factores no modificables, mientras que los factores modificables no proporcionaron grandes resultados a la hora de predecir el desarrollo de cáncer de mama.

Este tipo de estudios puede ayudar a personalizar la necesidad de mamografías y otras pruebas diagnósticas, así como a evaluar el análisis de riesgos en diferentes mujeres.