FINBA

INTERVENCIÓN DEL CONSEJERO DE SANIDAD PRESENTACIÓN DE LA FUNDACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN BIOSANITARIA EN EL PRINCIPADO DE ASTURIAS (FINBA)

Presidente, Consejeras, Rector Magnífico, Patronos, representantes de la entidades benefactoras, estimados invitados…

Gracias por acompañarnos al acto de presentación de la Fundación para la Investigación e Innovación Biosanitaria en el Principado de Asturias.

El motivo que nos une hoy a todos aquí es el reconocimiento a una realidad: En Asturias, pese a su tamaño, existe un nutrido grupo de investigadores de excelencia vinculados al sector sanitario.

Lo sabíamos cuando echamos a andar la FINBA y estos días que hemos tenido la oportunidad de tener varios encuentros con ellos nos ha permitido ratificarnos en esta idea y descubrimos con más detalle su tremendo potencial.

Y esto es lo que nos ha traído a este momento. Queremos hacer progresar este enorme caudal de conocimiento, fomentar la investigación, el desarrollo y la innovación como una de las líneas estratégicas de modernización de los servicios sanitarios asturianos.

El Gobierno de Asturias entiende la sanidad como un sector estratégico de conocimiento que puede y debe ser un elemento dinamizador de otras áreas de actividad, lo que resulta esencial para la cohesión y el bienestar social. Una sociedad que genera conocimiento crea riqueza y la investigación científica es la semilla que mejor hace germinar ese conocimiento.

Por eso, en el marco de la próxima puesta en servicio del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), hemos comenzado, desde hace algún tiempo ya, a trabajar en la constitución de un centro de investigación de excelencia en su entorno funcional. Precisamente se hace para impulsar ese caudal de conocimiento existente en el ámbito universitario, en el sistema sanitario asturiano en su conjunto y con la idea de fomentar un trabajo que genere sinergias entre los equipos de investigación y de estos con el entorno económico con mayor capacidad de innovación.

Lo hacemos además reconociendo ese inestimable compromiso de la Universidad de Oviedo y de las empresas y entidades colaboradoras que desean explorar nuevas oportunidades ligadas a la investigación o innovación en biomedicina.

Juntos debemos intentar definir un modelo competitivo basado en la idea de una especialización inteligente que contribuya a vertebrar el desarrollo social y económico y al impulso de la innovación como motor de cambio y progreso.

Hemos de difundir una cultura científica emprendedora que impregne el conjunto de la sociedad, fomente su creatividad y consiga un mayor grado de aceptación social e institucional

Muchos han sabido entenderlo y están hoy aquí con nosotros como Patronos Fundadores:

• Gobierno del Principado de Asturias • Universidad de Oviedo • Banco Sabadell-Herrero • Cajastur-Liberbank • Caja Rural • Corporación Alimentaria Peñasanta SA (CAPSA) • Fundación Alimerka • Fundación Hidroeléctrica-EDP • Grupo Kiss FM • Grupo TSK • Industrias Lácteas Asturianas SA • Transinsa Ambulancias de Asturias

También comparten nuestras inquietudes quienes se han incorporado al proyecto como entidades benefactoras, es el caso de: • Adimpa Asociación de Empresarios de Material Médico Quirúrgico • CSC Centro de Servicios Avanzados • Fundación Centro Médico • Fundación de Investigación Oftalmológica • Flisa (Grupo Fundosa) • Hunosa • Oximesa-Praxair Ibérica • Telecable

A todos ellos muchas gracias por el compromiso de avanzar en investigación biomédica pensando en Asturias

Con el talento de los grupos de investigación que ya existen en Asturias, su capacidad de atraer más talento, y vuestro apoyo estrecharemos lazos entre la investigación básica y la clínica, dando carta de naturaleza a la investigación traslacional.

La histórica separación entre la investigación biomédica básica y la aplicación clínica ha aumentado a pesar de observar una explosión de conocimiento sobre los mecanismos de los procesos biológicos, que no siempre consiguen traducirse en nuevos tratamientos.

Ni los estudios realizados en el laboratorio o en el quirófano experimental, ni los ensayos clínicos en fase I, pueden reflejar el estado real de los pacientes para poder predecir la eficacia y seguridad de un nuevo tratamiento. Y esto afecta a los sistemas sanitarios.

En este contexto es donde la investigación traslacional tiene un objetivo tan fácil de definir como difícil de conseguir: facilitar la transición de la investigación básica en aplicaciones clínicas que redunden en beneficio de la salud.

Esta orientación traslacional está dirigida a compensar el esfuerzo dedicado a la investigación básica en beneficio económico y médico.

Éste es el objetivo que está dando lugar a la reorientación de la financiación en muchos Institutos de Investigación Biomédica, pensando en que sean, en todo o parte, centros de medicina traslacional.

La FINBA tiene ahí un reto apasionante. Competir con los mejores en uno de los campos más exigentes, colaborar a la sostenibilidad del sistema sanitario y, principalmente, a la mejora de la salud de las personas. Creemos que vamos a ser capaces de hacerlo.

Con este proyecto compartido, estamos facilitando un ambicioso espacio de franca colaboración que deseamos enmarcar como una parte importante de lo que debe ser nuestro futuro desarrollo inteligente como región. Desde las instituciones públicas sanitarias o las privadas que añaden valor, desde la Universidad y el mundo de la empresa, en su más amplia acepción; pensamos en desplegar esta organización tan singular para nuestra cultura.

Gracias de nuevo, patronos, equipos de científicos y benefactores. Señoras y señores, gracias.