FINBA

Guillermo Mariño, el investigador más joven de la FINBA

El investigador más joven de la Fundación para la Investigación Biosanitaria de Asturias (FINBA)  trabaja en el campo de la Biomedicina. Estudia la relación entre los procesos de mantenimiento celular y el envejecimiento. Guillermo Mariño incia con 36 años su carrera como investigador principal en la FINBA. De momento está solo, pero confía en llenar su flamante laboratorio, que tiene capacidad para ocho personas. Empezó su carrera con Carlos López Otín. Tras un paso de cinco años por París, volvió a Asturias con un programa de investigación Ramón y Cajal. Lleva años estudiando la autofagia de las células, un proceso por el cual éstas limpian los excedentes que acumulan en su interior. Es esencial para el mantenimiento de la salud celular. Su línea de estudio principal está dentro del Plan Nacional de Investigación y asocia la autofagia celular con la longevidad. Pero, al tratarse de un proceso básico en las células, podría tener aplicaciones múltiples. Mariño emprende esta etapa ilusionado aunque reconoce que sobre el futuro de la FINBA planean incertidumbres debidas, opina, a una excesiva politización.