FINBA

El Principado destina tres millones a la adecuación de la sede de la Fundación de Investigación Biosanitaria

El consejo de administración de Gispasa ha aprobado un presupuesto de 3.024.999 euros para las obras de reforma y adecuación de la sede de la Fundación de Investigación Biosanitaria de Asturias (FINBA) en el complejo del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El plazo máximo de ejecución de los trabajos es de seis meses.

El edificio en el que se desarrollará el proyecto se ubica en el número 4 de la avenida del Hospital Universitario, en la parcela del antiguo psiquiátrico de La Cadellada. El pabellón cuenta con cuatro plantas de uso científico de 75 metros de largo por 16 de ancho y una más, bajocubierta, donde se encuentran las unidades de tratamiento de aire. Su superficie total construida es de 4.657 metros cuadrados.

El proyecto de la FINBA se desarrolla sobre una instalación existente y acondicionada. Este edificio se caracteriza por grandes espacios diáfanos que se pueden adaptar fácilmente al nuevo planteamiento, actuando exclusivamente en el interior para construir dispositivos para una climatización específica, salas de cultivos, cámaras frigoríficas, área de cocina, etcétera.

De acuerdo con el programa de la fundación, los laboratorios de investigación se agruparán creando espacios comunes de servicios centrales. Cada uno de ellos tendrá una superficie aproximada de 50 metros cuadrados, si bien el diseño se caracteriza por una flexibilidad que permitirá adaptar los espacios a necesidades futuras o unir varios espacios de laboratorios sin realizar obra civil.

Todos ellos se han dispuesto de manera que sean exteriores, con el fin de obtener luz natural para el desarrollo de las actividades. Además, en cada uno se instalará un sensor de luminosidad conectado con el centro de gestión de alumbrado para optimizar el consumo eléctrico.

La FINBA se plantea como un ‘contenedor tecnológico’ con espacios adaptables según las necesidades de los futuros equipos de investigación que serán sus inquilinos. Estos equipos ocuparán sus respectivos espacios en ciclos temporales, condicionando el carácter flexible y transformable de la instalación.

La Fundación para la Investigación Biosanitaria de Asturias (FINBA) se constituyó en abril con la vocación de favorecer la investigación biomédica de excelencia en el Principado. En ella participan más de trece socios fundadores que se han comprometido con un capital inicial para la dotación del organismo, así como a apoyar económicamente sus fines con aportaciones anuales durante el próximo lustro.

El patronato, abierto a nuevas incorporaciones, está formado inicialmente por el Gobierno del Principado, la Universidad de Oviedo, Cajastur-Liberbank, Corporación Alimentaria Peñasanta SA (CAPSA), Fundación Alimerka, Fundación Caja Rural, Fundación EDP, Grupo Kiss FM, Grupo TSK, Industrias Lácteas Asturianas SA, Transinsa Ambulancias de Asturias, el Grupo Pérez Simón y el Ayuntamiento de Oviedo (en trámite).

La fundación cuenta también con el respaldo de nueve empresas con la consideración de entidades benefactoras: La Asociación de Empresarios de Material Médico Quirúrgico (ADIMPA), Centro de Servicios Avanzados (CSC España), Fundación Centro Médico-Fundación Masaveu, Fundación Fernández Vega, Flisa (Grupo FUNDOSA), HUNOSA, Oximesa-Praxair Ibérica, Telecable y Banco Sabadell Herrero.

Todas ellas se comprometen a colaborar con la investigación de excelencia en Asturias de diversas formas que van desde el suministro de material tecnológico, la prestación de servicios esenciales, el patrocinio de becas, la dotación de equipamientos, el apoyo a líneas específicas de investigación o  con una participación  dineraria específica.

La FINBA, promovida por el Ejecutivo autonómico en alianza con la Universidad de Oviedo, fue distinguida este mes como mejor iniciativa pública del año, dentro de los Premios al Éxito Empresarial en Asturias que concede el grupo de comunicación Unidad Editorial.