FINBA

Beneficios de la harina para prevenir las enfermedades asociadas a la vejez

La harina de cebada, también la de avena, tiene efectos antiinflamatorios, anticalcificantes y por tanto son buenas para prevenir las enfermedades asociadas a la vejez. Es el último hallazgo del grupo de investigación de Metabolismo Óseo y Mineral de la Fundacion Biosanitaria, la Finba que lidera el nefrólogo Jorge Cannata. Este servicio es el primero que conjugó bajo el mismo techo la atención de pacientes con la investigación. Por él han rotado en 30 años 130 científicos de todo el mundo. Por eso al nefrólogo Jorge Cannata le cuesta dejar el germen de lo que hoy es la Finba. Los investigadores de este grupo han sido los últimos en instalarse en La Cadellada, donde prosiguen sus estudios epidemiológicos sobre la enfermedad renal crónica, liderando desde hace una década el proyecto europeo Cosmos, en el que participan 20 países europeos.

En ello se hallan Natalia y Sara. Procesan 40 fragmentos microscópicos de aorta de ratas y ratones con insuficiencia renal. Es un ensayo con el que demostrar cuanto calcio se acumula en sus arterias. La calcificación vascular es común en la mitad de la población de 60 años, pero tres veces más en pacientes con enfermedad renal crónica. Además, en la cebada existen betaglucanos, unas sustancias que se caracterizan por ser antiinflamatorias, Adriana ha demostrado que también tienen un efecto anticalcificante, y por lo tanto de antienvejecimiento. Lo innovador es que ha explicado los mecanismos celulares que lo inducen. Un hallazgo, junto con los beneficios de la vitamina D, que intentan implementar en un proyecto de alimentación saludable. Estas semanas toca escribir lo que han descrito sus investigaciones.